El Coronavirus afecta a las inversiones inmobiliarias

El Coronavirus afecta a las inversiones inmobiliarias
Betterplace

En enero, los diferentes inversores prefirieron evitar la incertidumbre en las inversiones financieras. Con objetivos de que el crecimiento macroeconómico se recuperase, llegó el Coronavirus, haciendo que esta esperanza se fuese aminorando rápidamente.

Se puede observar como las bolsas asiáticas no han ido evolucionando al mismo ritmo que casi el resto de los mercados, sobre todo en Hong Kong.

Los sectores que se están viendo más afectados son el de la Hostelería y el Retail por motivo de cancelaciones de vuelos y de las personas a salir a los centros comerciales.

Por el contrario, hay sectores que a causa del COVID-19 se están viendo beneficiados, desde Janus Henderson aseguran que el sector de la logística se está viendo afectado positivamente gracias al aumento de las compras por Internet.

Coronavirus y el sector inmobiliario

Como vemos, el Coronavirus está ocasionando diferentes problemas mundiales, inclusive las inversiones inmobiliarias y el mercado inmobiliario, podía verse afectado a medio o largo plazo.

Con motivo de este virus, en muchas empresas sobre todo en Asia, están optando por el trabajo remoto con aplicaciones y herramientas online para prevenir que se siga expandiendo el virus, lo que puede llegar a hacer ver a las empresas que esta manera de trabajo pueda llegar a ser mucho más efectiva y poder así renunciar a oficinas o pasarse a espacios físicos más pequeños y con ello reducir costes fijos.

Por otra parte, muchos compradores que estaban pensando en cambiarse de casa han congelado su toma de decisiones por si a causa del coronavirus el mercado inmobiliario obtiene una bajada de precios, afirman diferentes inmobiliarias.

Cabe destacar que no todos los motivos por los que muchos compradores están congelando su toma de decisión, no se debe solo a una posible bajada del sector inmobiliario, sino que a causa del COVID-19, muchas empresas se están viendo afectadas y los trabajadores pueden llegar a estar en una situación vulnerable, el mercado inmobiliario se encuentra en un estado de incertidumbre.