¿Cómo ahorrar energía durante el confinamiento?

¿Cómo ahorrar energía durante el confinamiento?
Benjamin

Ante esta situación tan excepcional causado por el COVID-19 nos hemos visto obligados de un día a otro a cambiar completamente nuestra forma de vida sin poder salir de nuestra vivienda, sólo para ocasiones excepcionales como ir a la compra, no solo eso, sino que tampoco se puede ir a trabajar y por ello las empresas han optado por el teletrabajo, una herramienta de trabajo que ya se estaba empezando a ver cada día más en las empresas.

Este cambio de vida ha causado muchos cambios a nivel global, vemos como el pasado 26 de marzo se celebró el Día Mundial del Clima cuyo objetivo es la concienciación de la importancia y repercusión que tienes las acciones del ser humano en la variación climática.

Se han observado datos sobre contaminación medioambiental, fotos y vídeos en los que vemos como a raíz del confinamiento están disminuyendo de forma drástica las emisiones.

Pero esto se reduce a que las personas están todos los días en casa y se traduce en un mayor consumo de energía y como consecuencia un aumento de la factura, por ello venimos a daros unos consejos para ahorrar energía durante el confinamiento.

Consejos para aumentar tu ahorro de energía

Aprovechar discriminación horaria: como sabemos las personas que tienen una tarifa con discriminación horaria, el precio de la energía varía según las horas del día, en este caso el precio de energía por las mañanas es más barato, por ello aprovecha a realizar el teletrabajo a esta hora siempre y cuando tengas movilidad horaria de teletrabajar. Así también, se puede aprovechar esta franja horaria para utilizar los aparatos que más energía consumen (lavadoras, lavavajillas, secadora, termo eléctrico…).

Temperatura en la vivienda: intentar ventilar en las horas más calientes del día las cuales suelen ser a medio día para que así no se enfríe la casa y no tener que recurrir a la calefacción o calentadores. Por la noche ayudarás a mantener el calor en tu hogar cerrando las persianas y cortinas.

Cocina: el horno o la plancha consumen mucha energía por lo que, si los utilizas, aprovecha que están calientes para cocinar más alimentos y así no tener que volver a encenderlo una vez se haya enfriado. Otro truco es descongelar los alimentos dentro de la nevera ya que ese frío se va a quedar dentro y no tendrá que generar el frío los motores de esta. Lavar los platos a mano supone un 40% más de gasto por lo que es recomendable utilizar el lavavajillas y utilizar este siempre y cuando esté lleno.

Desconectar cargadores y aparatos: una vez se carguen los teléfonos móviles y tablets desconecta los cargadores porque si no seguirán consumiendo energía. También hay muchos aparatos que quedan en “modo stand-by” como el caso de la televisión (la luz roja de la pantalla encendida), por ello cuando termines de ver la televisión es recomendable desenchufarla, otros ejemplos pueden ser el modem, pantalla del ordenador o bomba de calor. Por último, importante también desenchufar las regletas antes de irse a dormir.

Esperamos que pongas en práctica todos estos consejos y con ello obtengas una reducción en tu factura de energía.

Suscríbete a la Newsletter para enterarte de todo: