Cinco gráficos de Betterplace que cambiarán la relación con tus clientes

Cinco gráficos de Betterplace que cambiarán la relación con tus clientes
20 junio, 2018 Betterplace
In Casos
Los gráficos de Betterplace, bien interpretados, ayudan a tomar mejores decisiones.

Cada vez es más común apoyarse en los datos y la estadística para tomar mejores decisiones. Pero, a pesar de que la información reduce el riesgo, genera certidumbre y seguridad, sin la visión experimentada de un profesional capaz de interpretarla pierde gran parte de su valor. Te enseñamos a exprimir al máximo algunos de los gráficos de Betterplace Inmobiliarias para generar una mayor confianza y credibilidad en tus clientes.

La estadística es una rama de las matemáticas que estudia usos y análisis provenientes de muestras representativas de datos. Ahá. ¿Y esto qué significa? Básicamente que, al explicar las relaciones entre estos datos, la toma de decisiones se facilita notablemente porque accedemos a un nivel de comprensión mucho mayor. En el ámbito empresarial el valor de la estadística es innegable, ya que la generalización de características apoyada en el análisis de datos permite reducir el riesgo a errar y ¿quién no busca precisamente minimizar las posibilidades de que su negocio fracase? Sin embargo, ni los datos estadísticos ni la representación gráfica de los mismos son, por sí solos, suficientes para alcanzar esta meta. Entran siempre el juego la correcta lectura de los mismos, la experiencia y la visión estratégica de aquel que los interpreta.

Hoy repasamos algunos de los gráficos de datos más significativos de Betterplace que, en manos del buen profesional inmobiliario, arrojan luz, transparencia y facilitan la comprensión del mercado de compraventa de cara a generar un vínculo con el propietario y, por ende, con el posible comprador.

El valor del mes a mes

Este gráfico de Betterplace muestra la evolución de los precios mes a mes.

Uno de los primeros gráficos dentro del módulo de compra de Betterplace es el que recoge la evolución de los precios a lo largo del último año. Este gráfico que se hace eco de la tendencia mensual que sigue el €/m2 construido no solo nos muestra cómo ha ido variando el valor en la zona que estamos analizando sino también cómo se ha comportado este valor en comparativa con el municipio. Resulta sencillo comparar ambas variables y, de esta manera, determinar si el mercado es estable o volátil, si atraviesa un ciclo alcista o una posible recesión. También ayuda a determinar cuáles son los mejores momentos para vender y/o comprar, además de a constituir un argumentario de venta. Hacer un seguimiento de los precios es fundamental para tomar decisiones en consonancia con el mercado y para prever sus fluctuaciones.

¿Cuánto tiempo llevan los inmuebles en el mercado?

Este gráfico de Betterplace muestra el tiempo que llevan las viviendas en el mercado.
Probablemente sea una de las preguntas más repetidas dentro del sector porque al responderla podemos empezar a calcular lo que tardaría un vendedor en dar salida a su inmueble. Y esta es, sin duda, la preocupación más común de los propietarios con viviendas a la venta. En este esquema identificamos rápidamente qué tipología de inmuebles según su superficie tiene una salida más ágil y cuál más lenta, además de ver el precio medio de cada uno de los rangos. Una manera ágil de diferenciar los tramos de superficie más demandados y distribuir los esfuerzos en captación de manera estratégica.

¿Competencia? ¿Dónde?

Este tercer gráfico de Betterplace permite ver el nivel de saturación de cada tipología de inmuebles.
Conocer en profundidad la oferta es casi tan interesante y necesario como conocer el inmueble que estamos estudiando para captar o vender. Por ello, este gráfico que recoge la distribución de toda la oferta de la zona en rangos de precio y superficie es tan útil para el profesional inmobiliario. Permite identificar las tipologías que presentan mayor o menor grado de saturación y, de esta manera, contribuye a apoyar el argumentario del agente con datos fiables. ¿El reto? Diferenciarse de la competencia. Imaginemos, por ejemplo, que tratamos de dar salida a un inmueble de 112 m2 cuyo propietario quiere obtener, al menos, 460.000 euros por él. Si este tuviera urgencia a la hora de vender ese inmueble, quizá lo más interesante sería reducir su precio por debajo de los 450.000 porque en el rango de precio inferior, como vemos en el mapa de calor, ese mismo intervalo de superficie presenta un volumen de competencia significativamente menor.

¿Qué ofrecen los vendedores?

Este tercer gráfico de Betterplace recoge las características más ofertadas, de forma individual, de las viviendas de la zona.
Para dar respuesta a la petición de un comprador es fundamental saber, en primer lugar, qué se está ofertando en la zona. Esto sirve también para saber si los inmuebles que tenemos en cartera juegan en ventaja o en desventaja en comparación con la media del mercado. De los diferentes gráficos de Betterplace, este representa las características más ofertadas de manera independiente. Es decir: veremos en él el margen de precio más común —tanto en la zona como en el municipio—, la superficie que más abunda en ambos, etc. De esta manera podremos saber, a través de una rápida comparativa, que si disponemos de un inmueble con dos cuartos de baño y plaza de garaje será diferencial con respecto a la media más corriente, de manera que será interesante potenciar estas características. Igualmente entenderemos que si el mismo inmueble dispone de dos dormitorios estará, en esta cuestión, algo peor posicionado con respecto a esa oferta que más abunda. De nuevo, gracias a él, encontramos argumentarios con los que sostener un buen discurso.

Oferta vs. Demanda, en busca de la oportunidad

Este gráfico de Betterplace enfrenta oferta a demanda.

Para entender en mayor profundidad el comportamiento inmobiliario de un área de estudio, detenerse en este gráfico es casi obligatorio. Recoge los porcentajes de oferta y demanda por tramos de superficie, de manera que permite identificar tipologías más o menos interesantes para captar, puesto que unas tendrán una salida mucho más rápida que otras. Por ejemplo, si nos fijamos en los inmuebles de entre 70 y 90 m2 veremos que la oferta es muy abundante y sin embargo la demanda apenas llega a la mitad. Quizá estos inmuebles, por comunes, tengan menos posibilidades de venderse rápido —a no ser que, como veíamos antes, incorporen características diferenciales que merezcan ser potenciadas—. Caso opuesto y muy notorio es el de las viviendas de entre 150 y 180 m2, o incluso las de mayor superficie. Al ser mucho menos numerosas, la demanda supera con creces la oferta. De esta manera, si un piso de estas características entra en el mercado, lo más probable es que salga de él en tiempo récord. Evidentemente, un precio competitivo jugará un papel importante para que así sea.

Toda la información estadística y gráficos que se muestran en Betterplace de manera online puede, asimismo, descargarse en formato PDF. Estos estudios de mercado amplían el volumen y profundidad de los datos y muestran el comportamiento de cualquier área para ayudar a la toma de decisiones. Porque, como leíamos al inicio de este post, el riesgo a errar disminuye cuando el dato es valioso y sabe interpretarse.

Solicita una demo de Betterplace e interpreta tú mismo nuestros datos. ¡Te están esperando!

 

¿Te ha gustado este post? ¡Pues no te pierdas ninguno!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe una notificación cuando publiquemos un nuevo post.