¿Clientes internacionales? Welcome!

¿Clientes internacionales? Welcome!
19 septiembre, 2018 Betterplace
In Tips
Descubre cómo satisfacer las demandas de tu cliente británico.

En España residen más de 4,5 millones de extranjeros. El colectivo que más vivienda compra es el británico que se instala mayoritariamente en zonas de costa atraído por el buen clima, la gastronomía y la gran oferta de cultura y ocio. Si das con las claves para vender una vivienda a este tipo de cliente habrás abierto la puerta a un nuevo target que confiará en ti, te recomendará y te dará prestigio. Betterplace te ayuda a hacerlo. Toma nota.

El turismo es para la economía española el principal motor de crecimiento. En 2017 el sector turístico representaba un 16% del PIB, tras la visita de 75 millones de turistas el año anterior y, según el informe sectorial emitido el pasado julio por Caixa Bank, 84 millones nos habrán visitado este año. Casi nada. Estas cifras no incluyen el turismo nacional sino únicamente el turismo internacional, encabezado por Reino Unido que se mantiene como principal emisor de turistas, aunque este 2018 haya registrado una leve caída. A la Union Jack la siguen de cerca Alemania, Francia e Italia cuyos ciudadanos apuestan por la cercanía de una vecina europea.

Aunque las grandes ciudades —Madrid y Barcelona— pueden presumir de ser las más visitadas, los destinos que ocupan las siguientes posiciones aúnan dos reclamos: sol y playa. Canarias, Levante, Baleares… reciben año a año a millones de visitantes europeos que buscan esa conjunción de buen clima, gastronomía, ocio y relax.

El turiste británico elige la costa como principal destino en España.

Los que vienen… y se quedan

Según el Instituto Nacional de Estadística más de 240.000 británicos residen, censados, en España. No en vano son la nacionalidad que más viviendas compra, seguida de los franceses, alemanes, belgas e italianos. Casi una tercera parte lo hace en la Comunidad Valenciana, que fue su primer destino residencial masivo. Unos 74.000, por su parte, han optado por Andalucía. Prácticamente la mitad del sector británico que reside en España está jubilado, de manera que lo que busca es un retiro pacífico de disfrute del tiempo libre. En esa búsqueda entran en juego las inmobiliarias.

Es importante conocer el carácter del comprador británico para venderle un inmueble y dar en el clavo.

Las agencias inmobiliarias de zonas de costa no pueden ignorar la oportunidad que supone atender correctamente a este perfil de comprador que desde los años 60 viaja en masa a España y que cuando comienza a plantearse comprar se decidirá por la agencia que le brinde una mejor atención y una mayor confianza.

Tips para seducir al comprador británico

No debes olvidar que este tipo de cliente no solo lleva visitando nuestro país varias décadas, sino que está a dos horas de vuelo y tiene acceso a Internet, de manera que está, sino plena, al menos parcialmente informado sobre el mercado inmobiliario. Trátale con la misma naturalidad y claridad con la que tratarías a un comprador nacional porque su nivel de conocimiento tenderá a ser parecido. La honestidad y la transparencia serán claves para llevar vuestra relación a buen puerto. Con estos valores grabados a fuego, existen otras consideraciones que también conviene tener en cuenta.

  • Si bien el español es algo laxo con sus promesas o intenciones, el británico es más estricto. Un “te llamo mañana” no puede traducirse en “lo haré en dos días o cuando tenga un hueco”. Lo mismo sucede con la puntualidad. No tolerará esos márgenes de 5-10 minutos que nosotros a veces nos permitimos: supondrán, a sus ojos, una muestra clara de desinterés y mala educación. Ten en cuenta este rasgo de su personalidad para despertar, desde el primer momento, seguridad y confianza. La puntualidad es británica por algo.
  • Este comprador no suele precipitarse a la hora de tomar sus decisiones, mucho menos cuando se trata de una tan importante como la compra de una vivienda. Por eso no ayudará en absoluto que tú trates de meterle prisa. Adáptate a sus tiempos, dale margen y permítele analizar y decidir con calma. Esto no quiere decir que le desatiendas pero sí que midas tus contactos, tus llamadas. El objetivo es que se sienta acompañado pero en ningún caso presionado.

El comprador británico es literal y puntual. Tenlo en cuenta para no proyectar una imagen negativa.

  • Si detectas que un porcentaje significativo de tus clientes es británico o angloparlante —ten en cuenta que en gran parte de Europa se domina el inglés— traduce tu página web para que pueda consultarla y conocer el producto que le estás ofreciendo. Para generar credibilidad y mostrarte como el profesional que eres no sucumbas a la tentación de introducir los textos en Google Translate o páginas similares: aunque pueden suponer una ayuda puntual, lo más habitual es que obvien matices necesarios y pasen por alto errores que un nativo detectará. Es preferible que contrates los servicios de un traductor especializado que te garantice que la versión en inglés de tu web sea impecable.
  • Contrata, al menos, a un agente bilingüe cuando tu volumen de clientela extranjera sea significativo. Aunque tu equipo se defienda en inglés para tareas sencillas como atender una llamada telefónica o responder a un correo electrónico; para las visitas, las firmas de contrato y la resolución de dudas complejas, una persona en plantilla que domine el idioma te dará más garantías. También atraerá a nuevos clientes británicos que vendrán recomendados si el trato de la agencia ha sido excepcional.

Para atender al cliente británico, lo mejor es tener en plantilla una persona bilingüe.

  • Dota a tu cliente de toda la información que precise. Aunque probablemente haya visitado la zona en otras ocasiones como turista, si está en el punto de decidirse a invertir en una propiedad necesitará conocerla en mayor profundidad. Infórmale sobre el comportamiento inmobiliario de su zona, sobre cómo es la población que vive en ella, la actividad comercial que bulle o el nivel económico de los que serán sus vecinos. ¿Cómo se comportan la oferta y la demanda? ¿Cuál es el precio medio del metro cuadrado? ¿Abundan las viviendas con garaje? ¿Hay muchos niños en la zona? ¿Y otros extranjeros? ¿Qué negocios hay? Estas y otras muchas preguntas quedarán resueltas si te descargas los informes estadísticos de Betterplace que te permiten realizar estudios de mercado en cuestión de segundos. Presentárselos en su idioma —la aplicación te permite descargarlos tanto en español como en inglés— será una garantía de profesionalidad que no pasará desapercibida.
  • Ofrécele lo que realmente está buscando. Tu cliente británico tendrá, seguramente, un presupuesto o al menos un rango de precios en los que moverse. A la hora de asesorarle en la búsqueda de su vivienda no dejes de lado las características que busca para su inmueble pero tampoco sus limitaciones económicas. Recuerda que Betterplace te permite valorar viviendas y realizar completos informes de valoración, también en inglés, donde se mostrará el precio estimado de la vivienda pero también información de alto valor sobre su entorno. Hazle entrega a tu cliente de estos informes para que pueda analizarlos y tomar una decisión meditada sobre el gran paso que va a dar al comprar su vivienda.

Los informes de valoración de Betterplace mejorarán la relación con tu cliente británico.

Si aún no has probado Betterplace solicita aquí una demo y te mostraremos todas las funcionalidades que incluye y que te permitirán brindar el mejor servicio a tus clientes, sean o no extranjeros. Thank you!

 

¿Te ha gustado este post? ¡Pues no te pierdas ninguno!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe una notificación cuando publiquemos un nuevo post.